Cómo hacer saber al niño sobre la muerte de su mascota

25
Anuncios

En cada hogar normalmente hay una mascota, sea ave, canino , felino, o del tipo que sea, y cada animal siempre participa como un integrante más de esa familia. Cuando las mascotas mueren, porque en algún momento sucede eso, ya que así lo dicta la ley de la naturaleza , terminan dejando un vacío enorme en el hogar, como cuando muere cualquier familiar.

A veces nos preguntamos, “¿qué pasará cuando nuestro animal muera?”, o simplemente decimos, “ojalá nunca te mueras”. La muerte es algo que no queremos que alcance a nuestra mascota, porque somos conscientes del vacío que nos dejaría su partida, sin embargo, a veces hasta nos vemos obligados a sacrificarlos y eso es aún más doloroso.

Lo preferible para un padre o una madre es evitar que sus hijos pasen por este tipo de situaciones, que transmiten dolor, impotencia, entre otras cosas, pero inevitablemente los hijos deberán pasar a lo largo de sus vidas por muchas cosas que generen esos estados y deben estar preparados para afrontarlos. Sin embargo, ¿qué hacer cuando al niño se le muere la mascota?, es eso lo que muchas veces los padres temen comunicar para evitar en el chico un dolor grande, pero para esos casos existen formas de hablar de manera que ellos entiendan.

Cómo hablar al niño ante esta difícil situación

Comunicar al hijo sobre el fallecimiento de su mascota puede ser algo difícil de hacerlo. Tampoco es algo para alarmarse, lo ideal es que ambos estén en un lugar donde no haya objetos distractores, que puedan estar tranquilos, cómodos y con tiempo suficiente para hablar. Claro, es importante también averiguar cuánta información necesita escuchar el niño, de acuerdo a su edad y nivel de madurez que tenga. Preferentemente las explicaciones deben ser breves y sencillas. Emplea las palabras adecuadas para que él pueda entender con facilidad y por supuesto, hay que darle el tiempo que necesite para poder asimilar la situación y, a partir de ahí, formule preguntas al respecto.
En caso de que el animal se encuentre con una enfermedad irreversible y su muerte sea cuestión de poco tiempo, es importante anticipar al niño lo que va a suceder para que esté preparado mentalmente.

Cosas que hay que evitar decir al niño ante este hecho

Lo primero que se debe hacer es hablar de manera sincera con el niño, sin ocultar nada y evitar expresiones metafóricas que lo puedan confundir aún más. Muchas veces los padres utilizan mentiras piadosas que consideran adecuadas para evitar que el niño sufra ante la partida de su mascota y lo único que pueden lograr es empeorar la situación. A veces se buscan historias como por ejemplo, que la mascota entró en un largo sueño, decir esto podría dejar confundido al niño e incluso puede afectarle a la hora de dormir, por temor a que le suceda lo mismo.
En otras ocasiones se buscan contar historias sobre viajes, esto puede ocasionar una falsa esperanza y que el niño siga esperando mucho tiempo al animal. En contrapartida, decir al niño que el animal fue al cielo puede resultar una opción válida, porque en teoría es algo se nos enseña cuando muere algún familiar y el hijo asimilará mejor lo que se le intenta decir. Y, un consejo, trata de no esconder tus emociones al niño, desde chico debe aprender a convivir con situaciones similares.

Cosas que son válidas decir al niño

Como he mencionado anteriormente, es importante preparar el terreno antes de que esto suceda, mucho más tratándose de una mascota enferma o con una edad bastante avanzada.
Lo mejor es decirle al niño, sin dar muchas vueltas, que su mascota se ha ido, que llegó su hora de partir y que ahora ya se encuentra descansando en paz. Una de las formas de abrir el paraguas puede ser anticipando al niño que las mascotas viven menos tiempo que los humanos, que es parte de la vida nacer, crecer y morir.
Basarte en experiencias vividas puede ayudarte mucho más a explicar lo sucedido a tu hijo. Algo favorable, pero que pocas veces se realiza, son las ceremonias. Puedes hacer un pequeño entierro donde tu hijo tenga la oportunidad de dejar un objeto significativo para su “amigo”, ya sea un juguete, un dibujo, flores, etc. y despedirse de la misma forma que lo hacen las personas cuando muere un ser querido.

Luego, cuando haya pasado un tiempo y sane la herida, puedes adquirir un nuevo animal.

Las mascotas son seres muy importantes, principalmente en la vida del niño, gracias a ellos nuestros hijos tienen la oportunidad de aprender valores positivos, responsabilidades y por sobre todo a valorar la vida. Cuando tengas un animalito enséñale a tu hijo a quererlo, a valorarlo como todo ser vivo merece ser valorado y ante situaciones dolorosas no ocultes nada, ellos deben saber la verdad pero de una forma que puedan comprenderlo.

Anuncios