Denuncian a Iglesia católica en Estados Unidos que ocultó nombres de 500 curas acusados de abusos sexuales

259
Anuncios

Este miércoles las autoridades han denunciado en un informe que las 6 diócesis católicas del estado de Illinois, en Estados Unidos, escondieron los nombres de 500 curas acusados de abusos sexuales. La fiscal general de Illinois, Lisa Madigan, denunció en dicho informe que la Iglesia Católica en el estado recibió acusaciones contra 690 párrocos, de los cuales solo 185 de ellos fueron considerados creíbles y sus nombres divulgados. “el abuso sexual del clero a menores en Illinois es significativamente más extenso de lo que las diócesis de Illinois han reconocido” Según informo Lisa. Aproximadamente el 75% de las denuncias o fueron consideradas no verosímiles al haber tan solo una víctima denunciante o no fueron investigadas al haber sido reubicado o fallecido el cura acusado y por pertenecer a otras órdenes (como la jesuita, marista o franciscana).

“Al elegir no investigar a fondo las denuncias, la Iglesia católica no ha cumplido con su obligación moral de proporcionar a los sobrevivientes, feligreses y al público un informe completo y preciso de todos los comportamientos sexuales inapropiados que involucran a los sacerdotes en Illinois” comenta Madigan. El caso de Illinois se populariza luego de otros casos en el país, siendo el de mayor perfil el de Pensilvania, donde otro gran jurado identificó en un informe, que tomó dos años en realizarse a 300 supuestos curas pedófilos con aproximadamente 1.000 víctimas durante los últimos 70 años. También la fiscal añade en su informe que “La falta de investigación también significa que nunca ha hecho un esfuerzo para determinar si la conducta de los sacerdotes acusados fue ignorada o encubierta por los superiores”.

El fiscal general del estado, Josh Shapiro, agrega que la investigación del gran jurado define “un encubrimiento sistemático por altos cargos de la Iglesia en Pensilvania y en el Vaticano”. Los alegatos también han golpeado con especial mordacidad al archidiócesis de Boston y de Nueva York, cuyo cardenal, Timothy Dolan, tuvo que declarar en el 2013 en una investigación de abusos sexuales imputados a los sacerdotes.

En el año 2007 la Iglesia católica de los Estados Unidos indemnizó con 660 millones de dólares, luego de alcanzar un acuerdo extrajudicial, a más de 500 víctimas. En el informe, la fiscal Lisa Madigan concluye que las diócesis católicas de Illinois son incapaces de investigarse a sí mismas y que “no solucionarán ellas solas la crisis de abusos sexuales de su clero”.

Los católicos estadounidenses están cada vez más escépticos ante la manera en que el Papa Francisco está manejando el abuso sexual en la Iglesia, según el Centro de Investigaciones Pew. Hay quienes indican que los últimos escándalos son un motivo para que la Iglesia delibere su postura sobre el sacerdocio únicamente masculino y principalmente soltero.

Asimismo, es probable que el Vaticano les dé luz verde a las propuestas de los obispos estadounidenses para una mayor supervisión de los obispos, a pesar de que esa idea no suele ser popular en Roma. Ya que, durante varios lapsos, los obispos católicos han tenido un control casi total en sus diócesis, con poca supervisión de nadie, excepto por el Papa, según dijo Paula Kane, directora de Estudios Católicos en la Universidad de Pittsburgh.

Entretanto, los funcionarios en Pensilvania indicaron que su investigación no había terminado. El ya mencionado fiscal Josh Shapiro, punteó que la línea directa de su oficina además de las direcciones de correo electrónico para los sobrevivientes de abuso sexual se han “encendido” con más de 150 llamadas desde que se publicó el informe en las redes.

Anuncios