Entrena a tu hijo para ir al baño en 3 días, este método es infalible!

145976
Anuncios

 Indudablemente los padres gozan al ver crecer a sus niños, disfrutan ver que los bebés quemen etapas. Sin embargo, algunas pueden ser más complicadas que otras, pero uno de los momentos más esperados por los padres es cuando el bebé debe dejar de utilizar pañales. Este paso es muy importante por el significado que tiene para el niño, que pasa a otra etapa y para los padres, que constituye mayor ahorro.

Si bien, lograr eso es algo muy satisfactorio, hay que ser conscientes de que el proceso no es corto ni es fácil, por eso queremos mostrarte una técnica que podría ayudarte a hacer el cambio de manera más sencilla y eficaz.

Nos referimos a la técnica de Fellom o también llamado método de Julie Fellom, que si deseas aplicarlo debes hacerlo de manera estricta, por supuesto con mucha atención y dedicación por sobre todo. Básicamente esta técnica consiste en dejar sin ropa al bebé desde la cintura para abajo, pero solamente cuando se encuentren dentro de la casa.

Por otro lado, hay que evitar exponer así al niño en los lugares públicos, lo que se puede hacer en ese caso es ponerle un pantalón, sin nada debajo para que sea más sencillo. La mejor época para aplicar esta técnica es en primavera o verano, por el simple hecho de que el hijo estará desnudo la mayor parte del día.

Cuando el niño deba dormir, para hacerlo más fácil, puedes colocarle un pañal o calzoncito de entrenamiento. Esta medida tampoco debes adoptarla siempre, ya que en ese caso, estarías retrasando el proceso, deja que el bebé duerma uno o dos días a la semana sin ellos. Este método insiste en que el bebé tiene que estar desnudo desde la cintura para abajo y nunca llevar pantalones en los próximos tres días, en caso contrario no conseguirás resultado positivo.

Como iniciar el entrenamiento

  • Trata de contar con varios orinales, la idea es colocar uno en cada habitación para facilitar el proceso al niño.
  • Ofrécele al niño mucha agua u otros alimentos, principalmente líquidos o que den sed, que lo motiven a ir al baño para orinar.
  • No debes descuidarte, ten preparado siempre su pañalera, con algunas ropitas de manera a subsanar el momento,en caso de ocurrir algún “accidente” fuera de la casa.

  • No está demás llevar un orinal en la mochila, podría ser de gran ayuda.
  • Si irán en auto, trata de prevenir desastres cubriendo con algo los posibles lugares que el chico pueda ensuciar, el asiento por ejemplo.
  • Si estas en algún donde constantemente hace frío, trata de poner alguna calefacción y cubrir, principalmente los pies del niño estando desnudo de cintura para abajo.

Primer día de práctica

  • Puedes iniciarse de la siguiente forma, rata de levantarte con tu hijo o puedes estar pendiente de cuando él se despierte. Durante el día, trata de mantenerlo desnudo de la cintura hacia abajo y en caso de percatarte que quiera hacer sus necesidades, llévalo al orinal que tengas más próximo.
  • Trata de dar a tu bebé alimentos con mucho líquido o cosas saladas, para que le produzca sed. La idea es que el niño constantemente vaya a orinar.
  • Cuando ustedes tengan ganas de usar el baño, lleven al niño con ustedes, la idea de esto es mostrarles como deben hacer sus necesidades, mostrar como estirar la cadena, aspectos de higiene, etc. Sería más fácil que aprendieran con el ejemplo.

 

  • Acertar el orinal es todo un logro y debes celebrarlo con tu hijo cuando logre eso. No importa si es sólo una pequeña parte del “pipí” el que entra en el orinal y el resto cae al piso, según Fellom con 10 o 12 veces que lo acierte, ya usarán el orinal solos.
  • Si el niño tiene un escape inesperado, no es necesario regañarlo, ni avergonzarlo, simplemente indícale que esas cosas van al orinal. Recuerda que el proceso de aprendizaje no es fácil.

  • A la hora de hacer la siesta o dormir por la noche, indica al chico que debe usar el orinal, educar al organismo también es algo que se debe aplicar. No olvides colocar algún pañal al bebé para evitar accidentes mientras duerme.

Segundo día de práctica

  • Principalmente seguir de la misma forma que el primer día, sin perder el ritmo, pero hay que implementar una variante. En el segundo día hay que salir con el chico de casa luego de usar el orinal por la tarde. La idea es que niño interprete que debe hacer sus necesidades en la casa, antes de salir.

“El objetivo es que relacione el orinal con salir de la casa”, es lo que dice Fellom.

  • Cuando salgan de la casa deja que tu niño use pantalones sueltos, sin nada debajo. Evita los pañales y calzoncitos de entrenamiento, ya que la idea es que el niño vuelva a la casa sin tener algún escape. Pero de igual forma lleva un orinal y ropas ante cualquier accidente.

Lo recomendable es no dar paseos lejanos, que la recorrida sea cerca de la casa para que el chico vaya ganando confianza.

Tercer día de práctica

  • No dejes de ser igual de estricto que el primer día, pero en el tercero puedes aplicar otra variante. Trata de salir un rato por la mañana y otro rato por la tarde, permitiendo siempre al chico usar el orinal antes de salir para no tener accidentes fuera de la casa.
  • Como en el segundo día, deja que el bebé use ropa suelta y no olvides llevar las “armas” necesarias, un orinal portátil y ropa de recambio.

 

En caso de no tener resultados en la primera sesión de entrenamientos, puedes esperar 6 u 8 semanas e intentarlo nuevamente. No olvides una cosa, esta práctica no es fácil, requiere mucha paciencia y dedicación, así que apoya siempre a tu hijo y ¡suerte con los resultados!

Anuncios