Jefe de la CBS cae por abuso sexual, estos son los testimonios

22
Anuncios

La ola de denuncias y caídas de poderosos hombres de la historia del espectáculo por casos de abuso sexual, parece no tener fin.

Ahora le tocó el turno a un alto ejecutivo de la cadena CBS, episodio en el que fue fundamental el terrible testimonio de doce mujeres, quienes relataron lo que vivieron con este hombre.

Decisión

El movimiento #MeToo ha demostrado, una vez más, su fuerza. Después de la caída del productor Harvey Weinstein, llegó ahora a la cumbre del negocio del espectáculo en Estados Unidos, causando la obligada renuncia de Leslie Moonves, líder de CBS, uno de los grandes conglomerados de medios de comunicación, por veinticuatro años.

Esto sobrevino tras la denuncia de otras seis mujeres, quienes se sumaron a las otras seis que lo habían hecho en julio, de los comportamientos sexuales del ahora ex ejecutivo televisivo.

Los testimonios de las 12 mujeres, contados a la revista The New Yorker, incluyen escabrosos detalles, como que el ejecutivo exponía sus partes íntimas, las obligaba a practicarle sexo oral, las besaba a la fuerza y las amenazaba con arruinarles la vida. En muchos casos, fueron marginadas de la empresa.

Moonves negó las acusaciones y dijo que tres de los casos fueron relaciones consensuadas y antes de su ingreso a la CBS. Igualmente se comprometió a donar inmediatamente 20 millones de dólares de la indemnización por su acuerdo de renuncia (que alcanzaría los cien millones) a los grupos que apoyan el movimiento #MeToo, dedidos a la defensa de la igualdad de género en el ámbito laboral.

El ejecutivo afirma que las acusaciones buscan destruir su nombre, su reputación y su carrera.

Un detalle significativo es que, en el acuerdo, la CBS se reserva el derecho de revisar la cifra de indemnización, dependiendo del resultado de la investigación interna sobre las denuncias contra Moonves. La empresa aclaró que el ejecutivo no recibirá la indemnización hasta que se complete esa pesquisa. Si las acusaciones se prueban, Moonves podría irse de la empresa con las manos vacías.

Anuncios