La depresión de un multicampeón olímpico: “una parte de mí ya no quería vivir”

1647
Anuncios

Cuesta pensar que una de las máximas estrellas de la natación se haya quedado sin ganas de vivir.

Pero así es. Porque el éxito y el halago nada representan cuando el fantasma de la depresión acecha.

 

Increíble

Juegos Olímpicos de Beijing 2008.

Un atleta escribe una página increíble en la historia deportiva, al obtener 8 medallas de oro en la misma edición. Fantástico. Glorioso. Y sin embargo, detrás de este hombre se escondía algo terrible.

Récord tras récord

Munich, 1972… 36 años antes de Beijing, un nadador asombraba al mundo al obtener 7 medallas de oro en las Olimpíadas: no es vano apodaronTiburón a Mark Andrew Spitz. Además de ganar, lo hizo rompiendo la marca mundial en cada uno de sus triunfos.

Hubo que esperar 9 juegos olímpicos para que alguien rompiera la increíble marca.

Y ese hombre es Michael Phelps, conocido como La bala de Baltimore El tiburón de Baltimore, considerado el mejor nadador de la historia, quien obtuvo 8 medallas de oro en Beijing 2008. Estableció un nuevo récord mundial en 7 de esas competencias y en los 100 metros mariposa solo rompió la marca olímpica.

Este estadounidense es el atleta olímpico más condecorado de todos los tiempos, con un total de 28 medallas. También es el poseedor de los récords de más medallas olímpicas de oro (23), más medallas de oro en eventos individuales (13) y más medallas olímpicas en eventos masculinos (15).

Phelps es plusmarquista mundial en piscina larga en los 100 y 200 metros mariposa y los 400 metros combinados. También fue plusmarquista mundial de los 200 metros libres y combinados. Ganó 73 medallas en las grandes competiciones mundiales en piscina larga: 59 oros, 11 platas y 3 bronces, incluyendo Juegos Olímpicos, Campeonato Mundial y el Campeonato Pan-Pacífico.

Anuncios