La hija de Steve Jobs contó cómo fue realmente vivir con su padre

586
Anuncios

Lisa es la hija mayor de uno de los mayores genios de la tecnología, pero la relación entre ellos no fue fácil.

Incluso, en un principio él negó ser su padre, algo que reconoció con el correr de los años.

Ahora, luego de la muerte de su progenitor, escribió un libro, Small Fry, donde relata las idas y vueltas de esta tormentosa relación.

Brusco e hiriente, hasta despiadado: estas son algunas palabras que podrían describir el acercamiento del genio de la tecnología con su primera hija, quien en este momento tiene 40 años.

Brennan-Jobs nació el 17 de mayo de 1978, en una granja en Oregon. Sus padres se habían conocido en el bachillerato en Cupertino, California. Ambos tenían 23 años en el momento del nacimiento de su primera hija.

Jobs llegó a Oregon días después del parto. Ayudó a elegir el nombre de la bebé, pero no admitió ser el padre. Brennan, la madre, trabajó limpiando casas y contó con la asistencia del gobierno para poder mantenerse.

El futuro referente de la informática no pagó nada de manutención sino hasta después de que lo demandó el gobierno. Negó la paternidad, pese a una prueba de ADN e incluso presentó ante el juzgado, documentos médicos que acreditaban su esterilidad. No le dio a la pequeña prácticamente nada de apoyo financiero ni emocional, incluso luego de volverse uno de los mayores referentes de la era informática.

Anuncios