La increíble odisea del “Hombre de los perros”

371
Anuncios

Este hombre ha comenzado una sacrificada campaña para ayudar al mejor amigo del hombre.

Para ello, atraviesa México para crear conciencia y ayudar a los canes que encuentra en su camino.

Delito

Desde el 17 de julio de 2013, Edgardo Zúñiga, de 48 años, recorre México en un triciclo de carga. Él es originario del estado de Nayarit, al oeste de ese país.

Su misión es muy clara: rescatar los perros que han sido abandonados y están en la calle.

Paralelamente, crea conciencia contra el maltrato animal, algo que está tipificado como delito en al menos 15 estados, entre ellos el Estado de México, Guanajuato, Jalisco y Michoacán.

Rescatados y compañeros

Hasta ahora ha rescatado a más de 400 perros desde que inició su cruzada. Ha pasado por los estados de Nayarit, Sinaloa, Sonora, Baja California, Baja California Sur, Chihuahua, Coahuila, Nuevo León, Tamaulipas, Veracruz, Campeche, Tabasco, Yucatán y Quintana Roo.

Pero ahora tiene compañía: 14 perros son sus compañeros de viaje. Muchos de ellos fueron abandonados e incluso violentados por sus exdueños u otras personas.

Él afirma que estos canes ahora son parte del “equipo para rescatar perros”, porque “enseñan a los demás a tenerle confianza a la gente”.

En su triciclo, el “hombre de los perros”, como es llamado, transporta alimentos, agua, calzado y ropas que la gente le obsequia, para poder enfrentar las inevitables inclemencias del clima. También lleva algunos medicamentos que sirven para auxiliar a sus acompañantes peludos.

Objetivo

Su trabajo lo ha llevado ahora a la región del Soconusco, en el estado de Chiapas. Allí seguirá recogiendo perros, que adoptará y cuidará para darles una mejor calidad de vida.

Luego seguirá camino al litoral chiapaneco, en la población de Puerto Madero, donde tiene previsto descansar unos días junto con sus compañeros de viaje.

Zúñiga tiene como objetivo el rescate de los canes, pero también suele actuar de mediador para darlos en adopción cuando hay personas interesadas.

“Yo no pido nada, solo que vean lo que estos fieles animales pueden hacer por los seres humanos”, afirma este defensor de los canes. Afirma que su “viaje es para despegar la conciencia de la gente”.

Es categórico al afirmar que los perros “están llenos de amor y protección, por eso es necesario que también los cuidemos”, añade el activista.

Para evitar que las situaciones de maltrato hacia los animales se produzcan, Edgardo busca inculcar una cultura de respeto hacia ellos y crear conciencia.

Anuncios