Las 5 posiciones sexuales más poderosas

338
Anuncios

Dentro de las cuatro paredes del dormitorio, todo se vale: habrás leído muchas veces esta frase, en relación a las relaciones sexuales de la pareja.

No hay nada más cierto: la sexualidad es una expresión privilegiada del sentimiento y además, debe permitir encontrar el placer y el disfrute a ambos.

Muchas veces, una insuficiente educación sexual y una carga de prejuicios muy grande, impiden que sea un momento satisfactorio y de goce, pasando a ser una mala experiencia y que en ocasiones, se repite una y otra vez.

Siempre que no se vulnere el deseo y la voluntad de ninguna de las partes, es estimulante que se prueben nuevas maneras de hacer el amor, para evitar que el hastío y el aburrimiento incidan en la pareja.

Mucho se ha escrito, por ejemplo, en relación a las posiciones sexuales como forma de llegar al placer de una manera diferente, acentuando diferentes aspectos y facilitando el camino al clímax.

Hay libros que hablan de decenas e incluso cientos de posiciones, pero esto podría no ser tan así.

La verdad

Las posiciones sexuales cumplen una doble función: a nivel físico, permiten llegar al placer por caminos diferentes, acentuando más algunas partes de la anatomía y privilegiando a ciertas partes del cuerpo en determinados momentos, dejando más al alcance de la mano ciertas zonas por ejemplo.

Por otro lado, inciden a nivel anímico, propiciando un acercamiento entre ambos miembros de la pareja y dificultando que llegue el hastío en la relación, algo que es sumamente contraproducente y que puede llevar al fin.

Muchas veces, las cosas se adornan en exceso: se habla de decenas, cientos o miles de posiciones, pero en realidad son variantes de unas pocas básicas y fundamentales.

Básicamente hay cinco posturas que resultan naturales, cómodas y prácticas de realizar, que no requieren que seas un gimnasta olímpico para llevarlas a cabo y que no harán que después del sexo tengas que comprar un relajante muscular. De estas cinco, se derivan otras a partir de las variantes que cada amante puede agregar, teniendo en cuenta su imaginación y sus gustos personales, así como el grado de confianza que tenga con su pareja.

Anuncios