Niña usó la tarjeta de su madre… ¡y por internet compró 400 dólares en juguetes!

872
Anuncios

Nuestros hijos dominan la tecnología mejor que nosotros.

Como esta niña, que logró comprar casi 400 dólares en juguetes, utilizando la tarjeta de crédito y el celular de su mamá.

Recompensa

“Le dije a mi hija que podía pedir una Barbie como premio por hacer tareas adicionales”, dijo Bethany Howell, la madre de la pequeña en cuestión.

Sin embargo, la niña se tomó algunas libertades adicionales y en lugar de una muñeca, compró 13 juguetes.

Y todo haciendo uso del teléfono de su madre.

“Operación juguete”

Katelyn Lunt, de seis años, logró comprar por internet, utilizando la tarjeta de crédito y el teléfono de su mamá, a pesar de que este se habilitaba únicamente con la huella digital de su propietaria.

¿Cómo logró la pequeña utilizar el equipo entonces?

Simple: cuando Bethany dormía una siestita en el sofá, la niña desbloqueó la pantalla del teléfono de su madre, utilizando su huella dactilar para desbloquearlo, luego accedió a la aplicación de Amazon y a la cuenta de su mamá. Con un par de clicks pudo completar el proceso, buscando los juguetes que a ella le interesaban.

¿Hackers?

Pero como se dice vulgarmente, “no existe el crimen perfecto”.

Y este en particular tenía un momento preciso en el que todo se iba a descubrir: Bethany Howell y su marido comenzaron a recibir correos de confirmación de pedidos en la cuenta común de Amazon.

En efecto, cuando esto sucedió, la madre de la niña vio unas cuantas compras, por un valor un poco superior a los 350 dólares, que estaba segura ella no había realizado.

En un primer momento pensó que su tarjeta había sido atacada por hackers, pero analizando las compras, una sospecha tomó espacio en su mente.

Todas las compras eran juguetes… y había más de tres páginas en el resumen de gastos.

Y allí recordó la promesa hecha a Katelyn, su hija.

Donación

Cuando la niña fue confrontada, confesó lo que había hecho.

Los progenitores pensaron, en principio, que todo fue un accidente y que la niña no sabía bien lo que hacía, pero parece ser que lo tenía muy claro: “Estaba de compras mamá y no te preocupes porque llegará todo a casa”, dijo ella, según sus padres.

Los padres cancelaron algunos pedidos, pero no todos, pues algunos ya habían sido enviados. De hecho, apenas pudieron devolver cuatro de los pedidos.

Después de varios días, las “pruebas del delito” comenzaron a llegar al hogar de esta familia de Salt Lake City, Utah, Estados Unidos, en la forma de paquetes repletos de muñecas Barbie y Pokemón, entre otros.

No todos los juguetes quedaron para la niña, ya que muchos se donaron al hospital Primary Children’s, de la misma ciudad, lugar donde estuvo Katelyn cuando nació. “Ella tuvo un derrame cerebral la primera semana en que nació”, dijo la madre, “por eso quisimos hacer esa donación”.

Riesgos online

Este no es el primer caso en que un niño hace compras en Internet y esto genera debate sobre qué tanto los padres vigilan a sus hijos mientras juegan con un teléfono móvil.

La posibilidad de comprar desde los celulares por los menores de edad es un tema muy complejo y discutido.

Por un lado, está el interés de la empresa, de hacer todo fácil al usuario para vender más. Por el otro lado, el interés de los padres de que no ocurran hechos como este (o quizás más graves).

Amazon fue obligado, semanas atrás, a devolver parte del total de las compras llevadas a cabo desde aplicaciones móviles. Google y Apple han enfrentado el mismo problema anteriormente.

Un problema similar enfrentó una familia de Alicante, España, cuando su hijo de 12 años, pretendiendo publicitar su canal en esa red social, compró publicidad por valor de 100.000 euros. El niño cometió un error: pensó que iba a cobrar por anuncios que aparecerían asociados con sus vídeos, pero en realidad eran órdenes de inserción de publicidad en sus materiales y que le estaban costando dinero, un servicio de la multinacional que publicita y posiciona videos y webs de internautas en la red.

Pero el tema de las compras es apenas uno de los peligros al que se enfrentan los niños en internet:

– La exposición a contenidos inapropiados es uno de los peligros más comunes cuando un menor navega por Internet: materiales de carácter sexual, violento o relacionado con temas como las drogas, las armas, los juegos de azar, etc.

– El ciberacoso, mediante burlas, fotos o agresiones.

– El sexting consiste en el envío de fotografías, audios o videos de carácter sexual, generalmente a través del teléfono. Es esencial hablar a niños y adolescentes de la importancia de no enviar nunca este tipo de contenidos, aunque el destinatario sea una persona de confianza, porque nunca se pueden estar seguro del uso que se dará a la información.

– El grooming es realizado por adultos ganan la confianza de los menores para conseguir imágenes de carácter sexual, acosarles o  explotarles sexualmente. Se relaciona con la pornografía infantil y la pederastia en Internet.

– La apropiación de datos confidenciales, mediante sorteos, regalos u otros engaños, es otro de los peligros que acechan a los menores en internet.

Qué hacer

Ante esto, es necesario tomar ciertos recaudos para evitar problemas:

-Lo más importante es hablar siempre con tus hijos sobre los peligros que acechan en internet. Debes saber de sus intereses, qué hacen y qué ven cuando navegan. Diles que se dirijan a ti y te comenten cualquier contenido, mensaje o situación que les incomode.

-Mantente  cerca cuando utilicen Internet, especialmente con los más pequeños.

-Establece normas de uso de los dispositivos con acceso a la red.

-Instala un buen antivirus en tablets, notebooks y PCs.

 

Anuncios