Por qué las parejas dejan de tener intimidad

265
Anuncios

Es algo que se repite: aún en parejas de mucho tiempo y con una buena base afectiva, es común que con el paso del tiempo el contacto físico se haga más espaciado e incluso desaparezca.

Esto puede obedecer a razones físicas, mentales o emocionales.

Frecuencia

Según las investigaciones del instituto Kinsey, a medida que pasan los años la frecuencia de las relaciones sexuales disminuye.

Sus estudios indican que las personas entre 19 y 29 años tienen unos 112 encuentros sexuales al año (dos veces a la semana en promedio), las que tienen de 29 a 39 años tienen sexo unas 86 veces al año (1,6 veces por semana), mientras que las que se encuentran entre los 39 y los 49 años mantienen relaciones, en promedio, 69 veces al año, o sea, la mitad que el primer grupo de edad estudiado.

Otros estudios intentaron relaciones la frecuencia de las relaciones con la satisfacción sexual y se encontró que no hay una relación directa: muchas parejas decían estar satisfechas de su vida sexual, a pesar de no tener una alta frecuencia. En estos casos, primaba la calidad de la relación sobre la cantidad.

Un dato llamativo de una encuesta realizada por la empresa de encuentros Reddit es que, al contrario de lo que normalmente se piensa, los casados tienen más sexo que los solteros: los primeros, de entre 18 a 29 años, tienen relaciones más de 9 veces al mes, mientras que los solteros promedian menos de 6 veces al mes.

¿Más es mejor?

El sexo es una de las bases insoslayables en una relación, pues añade una dimensión única al encuentro entre dos personas.

Las generalizaciones no valen en este tema, no existe una frecuencia en las relaciones íntimas que se pueda decir “normal” en el matrimonio porque es diferente en cada pareja, así como la satisfacción que se obtengan de ellas. Incluso se han realizado experimentos en el que las parejas se comprometían a tener sexo todos los días durante un período determinado: en algunos casos mejoró la relación y el estado de ánimo de ambos, pero en otros llevó al aburrimiento y al tedio.

Anuncios