Schumacher: lo que hace llorar al gran campeón

131
Anuncios

Ironía cruel de la vida: Michael Schumacher, el multicampeón de Fórmula 1, logró sus máximos logros deportivos a grandes velocidades, pero un accidente lo ha dejado inmovilizado y luchando por su vida.

Encerrado en su mansión, acondicionada como un gran centro asistencial, su familia reveló que es lo que hace que este excepcional deportista llore, sentado en su silla de ruedas y sin poder hablar…

Excepcional

Michael Schumacher, nacido el 3 de enero de 1969, es el piloto más laureado en la historia de la Fórmula 1, donde compitió en dos períodos: entre 1991 y 2006 y desde 2010 hasta 2012.

Puede decirse que este piloto alemán es una leyenda del automovilismo, ya que ha ganado siete campeonatos mundiales en esa categoría: dos con la escudería Benetton, en 1994 y 1995​ y cinco con Ferrari, entre 2000 y 2004, superando así a los cinco campeonatos conseguidos por el argentino Juan Manuel Fangio.

Schumacher fue subcampeón en 1998 y 2006, tercero en 1992, 1996 y 2005, cuarto en 1993 y quinto en 1999. En 1997 terminó subcampeón, aunque luego fue descalificado sin puntos.

Su registro es impresionante: 91 victorias y 155 podios, superando al francés Alain Prost, poseedor de esos récords en la década del 90.

Su hijo, Mick Schumacher, es también piloto y compite actualmente en Fórmula 3 Europea.

El accidente

Retirado de las competencias, el campeón se dedicaba a diversas actividades, cuando la tragedia golpeó a su puerta el 29 de diciembre de 2013.

Ese día, él disfrutaba de las vacaciones de navidad con su familia, sufrió un gravísimo accidente mientras practicaba esquí en la estación invernal francesa de Méribel (en Les Allues, Saboya, Alpes franceses), al esquiar fuera de pista.

Como consecuencia del accidente, Michael se golpeó la cabeza con una roca. El impacto fue tan grande, que su casco se rompió y él sufrió un severo traumatismo craneoencefálico, con hematomas intracraneales y un edema cerebral difuso.

El piloto fue trasladado de urgencia en helicóptero a una clínica de Moutiers. De allí pasó a otro centro médico en Grenoble, donde fue sometido a una intervención quirúrgica de alto riesgo, entró en coma inducido y recibió una segunda operación cerebral.

En junio de 2014, Schumacher despertó del coma y fue trasladado al hospital universitario de Lausana, en Suiza. Luego de tres meses, pudo regresar a su casa y continuar la recuperación cerca de su familia.

Actualmente se encuentra recuperándose de sus graves lesiones en su domicilio. Se desconocen los detalles exactos sobre su estado de salud, pues la familia ha decidido mantener su privacidad y no se ha tenido imágenes de su proceso de recuperación.

Anuncios