Secretos escondidos en 10 pinturas famosas

1555
Anuncios

Muchas veces, los cuadros esconden significados ocultos, no visibles en una primera mirada.

Otros, luego de mucho tiempo, revelan detalles o circunstancias que habían pasado inadvertidos.

1 Virgen con un ovni: “La Madonna con San Giovannino” fue pintada en el siglo XV por Doménico Ghirlandaio. La obra muestra a María con un Jesús bebé en su regazo y un ángel detrás, pero detrás de ella agrega un detalle sorprendente: en el paisaje que está detrás, se puede ver un ovni muy detallado e iluminado por el sol, algo muy intrigante porque en ese tiempo el ser humano no había inventado nada que pudiera atravesar los cielos. La presencia de rayos que salen del misterioso objeto, añade más misterio.

2 ¡No era de noche! : “La ronda de noche” es una exquisita pintura de Rembrandt, del año 1642. Sin embargo, hubo una confusión que duró más de 300 años: en 1947, la obra fue restaurada y se descubrió que la escena originalmente ocurría de día, ya que el fondo oscuro era por la oxidación del barniz y al hollín acumulado con el tiempo.

3 Dios y el Diablo: “El viejo pescador” es una obra del “artista loco” húngaro Tivadar Kosztka, del año 1902. Parece el simple retrato de un trabajador, pero en realidad es mucho más: si lo miras con un espejo colocado en la mitad del lienzo, verás el rostro de Dios a la derecha del pescador y el del Diablo a la izquierda. Con esta ilusión óptica, el autor realiza una profunda reflexión sobre el bien y el mal, presente en todos nosotros.

4 Los misterios de una sonrisa y mucho más: “La Gioconda”, de Leonardo Da Vinci, es quizás una de las pinturas más famosas de la historia de la humanidad. Data del año 1503 y encierra muchos significados ocultos, más allá de su enigmática sonrisa. Por ejemplo, en las pupilas de la Mona Lisa el investigador Silvano Vinceti encontró algo muy curioso. En el ojo derecho aparecen las letras LV, que podrían ser las iniciales del autor. En cambio, en el ojo izquierdo aparecen otras que no están muy claras. Vinceti piensa que puede ser una “B” o una “S” o quizás las iniciales “CE”. El investigador las considera claves para averiguar la identidad de la modelo de la pintura, que en sí es otro gran misterio de esta pintura.

5 Un cerebro en Dios: “La Creación de Adán”, de Miguel Ángel, adorna el techo de la Capilla Sixtina, es una de las obras de arte más famosas de la historia y oculta un cerebro humano en la imagen de Dios. El órgano sería una representación casi perfecta desde el punto de vista anatómico, con muchos detalles y se dice que el artista habría utilizado un cadáver humano como muestra.

6 Una “pintura musical” que oculta el fin del mundo: “La última cena”, de 1498 y también obra de Leonardo Da Vinci, forma parte de la selecta lista de pinturas más conocidas a nivel popular y siempre se ha dicho que esconde muchos significados ocultos. Uno de los más curiosos es el indicado por el investigador Giovanni María Pala, quien afirma que oculta una partitura musical: según su teoría, las hogazas de pan dispuestas sobre la mesa, combinadas con las manos de los apóstoles y Jesús, conforman un réquiem. No menos fascinantes es la afirmación de investigadores que afirman que mediante un puzle matemático oculto en la obra, es posible descifrar que, según Da Vinci, el fin del mundo se dará en el año 4406.

7 Flores y plantas reales e inventadas: “La primavera” es del año 1482. En el jardín pintado por Sandro Botticelli aparecen por lo menos 500 tipos diferentes de plantas y 190 tipos diferentes de flores. Según los análisis realizados, la mayoría existen en la realidad y están pintadas minuciosamente, pero se cree que algunas de ellas son el fruto de la fantasía del autor, tratándose de una mezcla entre la realidad y la imaginación.

8 Un plano inusual: “Broadway Boogie-Woogie”, de 1943, es una famosa obra perteneciente Piet Mondrian, un conocido artista vanguardista neerlandés. A pesar de ser un trabajo abstracto, esta pintura está inspirada en el mundo real: la cuadrícula de la ciudad de Manhattan, por un lado y el Broadway boogie woogie, música que a Mondrian le encantaba bailar.

9 Fascinación inquieta: “La noche estrellada” es una obra del pintor postimpresionista Vincen Van Gogh, del año 1889. La pintura ha sido comparada con la fotografía astronómica de una estrella llamada V838 Monocerotis, tomada por el Hubble en 2004, ya que​ las nubes de gas que la envuelven son similares a los patrones giratorios que Van Gogh utilizó en su obra maestra. Para el historiador del arte Joachim Pissarro, esta pintura es fruto de la fascinación del artista con lo nocturno, pero quizás no sea ajeno a esto las circunstancias en las que se realizó: en ese momento, el artista estaba internado en el hospital psiquiátrico de Saint-Paul-de-Mausole en Saint-Rémy, debido a un colapso mental. Van Gogh ocupaba allí dos habitaciones, una en la que dormía y otra que utilizaba como estudio. También podía salir a pintar al aire libre, siempre que estuviese acompañado por un vigilante. Apenas un año después, el artista falleció.

10 Música en la pintura: “El jardín de las delicias” es una impactante obra de El Bosco, del año 1515, aunque esta fecha es muy discutida. En la parte derecha de la obra, que simboliza el infierno, se encuentra una partitura musical, dividida entre un libro y las nalgas de un hombre torturado. El descubrimiento fue realizado por dos estudiantes de Oklahoma, quienes se pusieron en contacto con el departamento de música de la universidad de la misma ciudad. Finalmente, la canción fue llamada “La música del trasero” y ahora cualquiera puede escucharla.

 

Anuncios