Si tú y tu pareja hicieron esto, durante el embarazo, ellos corren menor riesgo de sufrir de obesidad

1285
Anuncios

Aunque parezca algo difícil de poner en práctica, lo cierto es que una mente sana lleva a un cuerpo sano.

Ser positivos es una forma de vida, y muchas corrientes y teorías en los últimos años hacen hincapié en la importancia de mantener una actitud positiva para equilibrar el cuerpo y el alma. Y si a esto le sumamos que se está gestando una vida, el beneficio será el doble.

Si una mujer embarazada tiene hábitos pocos saludables en su vida, es de público conocimiento que esto afectará el desarrollo del bebé y tal vez, desarrollen algunos problemas de salud que tal vez lo perjudique durante toda su vida.

Una de esas afecciones más graves es la obesidad infantil, esto tiene raíces muy profundas no necesariamente solamente asentadas en los hábitos alimenticios, también influye el estado emocional y al comportamiento de la madre como el padre gestante.

Lo difícil esta en tener la capacidad de cambiar eso para favorecer la vida del futuro miembro más importante de la familia.

El Cuidado Prenatal.

La trayectoria del aumento de peso y la obesidad corporal a lo largo de la vida de una persona tiene influencias muy tempranas que comienzan con el entorno intrauterino y se extienden en los primeros años de vida.

Problemas coronarios, diabetes y obesidad son algunos de los problemas de salud que afectarán al bebé si la madre gestante no toma las debidas precauciones durante el embarazo.

Si todos tenemos una orientación hacia una vida más saludable y el espíritu para implementarlo nos brindará ventajas tanto a nosotros como también para nuestros descendientes.

Es fundamental llevar una vida saludable y positiva si estás embarazada o estás pensando en tener hijos. Si no optas por un estilo de vida correcto, el crecimiento y vida saludable del bebé puede verse comprometida.

Influencias prenatales.

Los expertos consideran que el estado psicológico de la madre influye en el feto, y afecta significativamente la relación madre-hijo. De acuerdo a una publicación científica existe un vínculo directo entre el estado anímico de la madre y el bebé.

El optimismo es un factor que ayuda a que la madre tenga un mejor nivel de vida y por ende un nivel satisfactorio de salud para su bebé, recalcaron los investigadores.

Anuncios