Simples ideas para que tu armario no sea un CAOS… y siempre encuentres IMPECABLES tus prendas

557
Anuncios

El orden en el armario permite ahorrar tiempo y preservar mejor las prendas.

Lamentablemente, lo más común es que cada vez que necesitemos una prenda sea prácticamente una “misión imposible” encontrarla o que cuando lo hagamos, esté arrugada.

Lo básico

No es necesario ocupar demasiado tiempo para que nuestro armario no se transforme en un dolor de cabeza, pero sí lo es tener en cuenta algunos detalles importantes.

-Dí adiós a las prendas que no usas. ¿Para qué guardas ese pantalón que no has utilizado en el último año? Mucha gente acumula prendas que no volverá a lucir jamás, por lo que su lavarropa crece y crece, sacando espacio y acumulando desorden. Tirar o desprenderse de lo que ya no se usa parece algo muy lógico, pero a la mayoría de las personas parece resultarle algo muy difícil de hacer.

Regala, vende o canjea esas prendas que ya no utilices. Si tienes alguna de “valor sentimental especial”, trata de que no sean más de tres o cuatro. En última instancia, quítales una foto y siempre tendrás un registro de ellas.

-Pequeñas cajas de cartón o madera, separadores, perchas especiales, percheros de pared, barras que vayan de un lado a otro: todos son elementos que te serán de muchísima utilidad al momento de organizar tu espacio. La parte interna de las puerta de tu dormitorio o del ropero y armario son útiles para colgar diferentes prendas (camisas, pañuelos u otros) y tenerlas siempre a mano.

-Cuelga las prendas que se arruguen fácilmente, como el algodón y el lino. Las blusas, faldas, vestidos, pantalones y sacos se mantienen mejor en las perchas, mientras que las prendas de punto y las camisetas de materiales resistentes pueden doblarse.

– Normalmente desaprovechamos los espacios de arriba, una simple escalera puede cambiar todo tu panorama. Encima del armario puedes poner las prendas fuera de estación, convenientemente embaladas y multiplicarás el espacio.

– Los pantalones con los pantalones, las camisas con las camisas, las remeras con las remeras: así todo es más fácil de encontrar después. A algunas personas le resulta más fácil organizarse por colores o mezclar ambos conceptos, lo importante es que encuentres el sistema que vaya contigo y lo utilices siempre.

-Medias sin par, remeras con agujeros, ropa interior sin elásticos… si las prendas no tienen solución, simplemente tíralas.

-Para mantener el orden, no desordenes: un par de minutos al día que dediques para organizar tu armario, evitará que el problema se acumule para el fin de semana.

-La acumulación por compras compulsivas hace que las prendas se acumulan. Para tratar de poner un freno a esto, haz el siguiente ejercicio: ¿realmente necesitas esta prenda que quieres comprar? ¿De qué prenda te desharás cuando la incorpores?

– Lo que no sean prendas de vestir, fuera del armario. Hay quienes guardan cuadernos, útiles de diverso tipo, juguetes y los elementos más diversos: esta costumbre solo agrega problemas y desorden.

-Para los zapatos, zapateros. Es la mejor manera de ordenarlos y que no ocupen espacio. Hay de varios tipos, algunos verticales pueden ir detrás de las puertas, un espacio que normalmente es muerto.

-Los cinturones es mejor tenerlos colgando y a la vista, así evitarás que se enganchen con otras prendas.

-Los collares y joyas pueden ser un gran problema. Busca lugares específicos para ellos.

Anuncios