Un TATUAJE le dejó terribles consecuencias

985
Anuncios

Quiso hacer realidad algo que siempre había querido. Pero jamás imaginó el resultado.

Necesita ahora una silla de ruedas para movilizarse. Y perdió al bebé que llevaba en su vientre.

El comienzo

Luisa Fernanda Buitrago tiene ahora 16 años.

Ella vive en Monterrey, un municipio ubicado en el departamento de Casanare, Colombia.

Hace apenas veinticuatro meses, su vida tuvo un vuelco radical.

En ese momento, ella estaba embarazada y pensó que era un buen momento para hacer realidad un viejo anhelo: tatuarse una frase.

Pero lo que debía ser un hermoso recuerdo para toda la vida, se transformó en una pesadilla.

Anuncios