Un veterinario con corazón

319
Anuncios

Están los que trabajan por el trabajo… y los que trabajan por amor.

Este veterinario da una gran muestra de empatía con su paciente… y este video lo demuestra.

Antigua relación

Suele decirse que “el perro es el mejor amigo del hombre”.

Y esta relación viene de miles de años atrás.

Pero ¿por qué esto es así?

Aparentemente, entre canes y humanos existe un nexo con una base neuroquímica.

Según un estudio realizado en la Universidad de Azabu, en Japón, apenas una mirada entre el perro y su amo es suficiente para elevar en ambos los niveles de la hormona oxitocina, conocida como “la hormona del amor”. Los abrazos, las caricias y los besos también desencadenan la liberación de esta hormona.

Más allá de que no queda claro en qué momento del desarrollo de la humanidad se conformó esta especial alianza afectiva entre el hombre y el perro (algunos estudiosos dicen que los perros fueron domesticados poco antes del comienzo de la agricultura, en cambio otros piensan que nuestra amistad con el can comenzó cuando los humanos eran aún cazadores recolectores), lo que parece cierto es que, de alguna manera, los perros comenzaron a “domesticarse a sí mismos”, por así decirlo, para conseguir una alimentación mejor a la que podían conseguir por sus propios medios.

Con el tiempo, los humanos comenzaron a adiestrar a los perros para ser cazadores, pastores, guardianes e incluso para transportar carga. Algunas investigaciones afirman que esta alianza le permitió al humano moderno imponerse a los neandertales y convertirse en agricultor.

Como se ve, una alianza que en un principio trajo ventajas para ambas partes y que con el tiempo, generó una relación afectiva inquebrantable y a prueba de todo.

Anuncios