Una ex Spice Girl va a rehabilitación por estrés y adicción a las drogas y el alcohol

440
Anuncios

Fue parte de una de las bandas más populares en la historia de la música.

Atravesó una relación abusiva.

Melanie Janine Brown, la ex Spice Girls, no está pasando su mejor momento y decidió enfrentarse a su adicción al alcohol y las drogas, internándose en una clínica de rehabilitación.

Carrera meteórica

Spice Girls fue un grupo británico de música pop, formado por cinco mujeres. Actuaron entre 1996 y 2001 y entre 2007 y 2008, pero volvieron por única vez en 2012, en la ceremonia de clausura de los Juegos Olímpicos de Londres.

Durante su carrera vendieron alrededor de 145 millones de discos en todo el mundo, siendo el grupo femenino con mayores ventas en la Historia. Algunos críticos británicos las denominan como “Iconos del pop inglés”.

Diversos rumores se han hecho sobre un posible regreso, algo que hasta el momento no se ha producido.

Tiempos difíciles

Melanie Janine Brown es más conocida como Mel B y fue una de las Spice. Es madre de tres hijas, de 19, 11 y 6 años y participa como jurado en el programa estadounidense “America’s Got Talent”.

Ella anunció que ingresará en una clínica de rehabilitación de Reino Unido, luego de sufrir trastorno por estrés postraumático e intentar acallar su dolor, ahogándolo en alcohol.

El 2017 fue un año particularmente difícil para la cantante, ya que se divorció de su marido, el productor Stephen Belafonte. Ello lo acusó de supuestos abusos sexuales y físicos, pero perdió la demanda judicial contra su exmarido y la condenaron a pagarle 270.000 dólares por los costes legales, además de 5.000 dólares mensuales por la manutención de sus dos hijas en común.

Mel B y Stephen Belafonte se habían casado en Las Vegas en verano de 2007 y se separaron públicamente en marzo de 2016. Un año después, ella consiguió una orden de alejamiento de Belafonte, quien, según versiones de webs estadounidenses, le había pegado (algo que habría empezado prácticamente desde que se casaron) y que la obligaba a mantener relaciones sexuales con otros hombres, algo que él ha negado rotundamente en el juicio.

Anuncios